2018-12 Juventud

Sobre ciertas experiencias fuertes relacionadas con la práctica del «amor libre»

Mar 29, 2019 Jan Bilewicz

No me podía imaginar hasta hace poco lo fuertes que pueden llegar a ser las experiencias de una relación sexual prematrimonial. ¡Verdaderamente fuertes! Me ha iluminado una revista para chicas… Me quedo sin aliento tan solo con imaginarme la situación sobre la que voy a hablar ahora.

Chica de ojos verdes haciéndose el análisis

En la revista encontré un artículo que describía un acontecimiento. La autora de dicho artículo explicaba que asistía a un curso de inglés con una hermosa muchacha de ojos verdes que tenía un «novio atractivo». Y este tipo, a pesar de estar con una novia tan hermosa y, como parece en el contexto, completamente disponible, se acostó con otra chica… ¿Te extraña? ¡No es de extrañar! Más bien, es una norma entre los hombres que «viven libremente». Simplemente en algún momento pierden el control de sí mismos. Puede tener una novia espectacular, pero de todos modos se acostará con otra, con cualquiera, porque es adicto al sexo.

«¡Hazte las pruebas!» – aconseja la autora del artículo a su nueva amiga. (Se refería a las pruebas de detección del VIH). ¡Con toda la razón! Un tipo irresponsable, que no se sabe con quién se ha liado y con cuantas. Es mejor comprobarlo que vivir en la incertidumbre. Fueron juntas. La dirección del ambulatorio donde se realizaban dichas pruebas la consiguieron a través de teléfono de ayuda. La chica de ojos verdes entró en la oficina, pálida como una pared. Resultó que primero era necesario tener una conversación con un psicólogo. Luego, después de sacarle sangre, podía irse a su casa. Es viernes. Los resultados estarán disponibles el lunes. Ahora, supongo, las experiencias relacionadas con el sexo prematrimonial se han intensificado fuertemente: «¿Seguiré viviendo o seré sentenciada a muerte el lunes por la mañana? ¡Una verdadera sentencia de muerte! Si ocurriera lo último, ¿cuándo moriré? ¿Rápido o dentro de un año, dos o cinco? ¿Cómo será mi muerte?»… Durante el fin de semana tenía temas en los que pensar…

Por fin llegó el lunes. Se paró frente al gabinete médico que ya conocía y no podía decidirse a entrar… Finalmente entró… ¿Cuál era el resultado?… ¡Negativo! ¡¡¡Seguiría viva!!! Qué alivio… ¡Cuánta alegría, cuánta felicidad! Y todo eso se debe al sexo prematrimonial…

Me complace saber que la historia haya tenido un buen final. Tan solo no entiendo una cosa. El equipo editorial de la revista, en la que encontré este relato, sabe el terrible fin que puede llegar a tener la relación prematrimonial y, al mismo tiempo, anima a experimentarla de 1001 maneras. ¿No es extraño? Deberían animar a vivir castos antes del matrimonio de 1001 maneras, porque es la única forma 100% segura de prevenir todas las enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, ¡lo hacen al revés! ¿Sufren de esquizofrenia o qué?… Creo que la situación es la siguiente: al equipo editorial le interesa muy poco el futuro de sus lectores. Pueden enfermarse y morir (a veces la verdad es brutal). Se trataba solo y exclusivamente de un nuevo «tema caliente»: un tema atractivo y, por lo tanto, lucrativo.

Además, encontré también la respuesta a dos preguntas. En primer lugar, el riesgo de infección con el virus VIH, en cuanto a los acercamientos sexuales, «es grande». Algunos anuncian los preservativos como «protección ». Así que, en otras palabras, ¡te animan a «ser o no ser», a vivir o morir, y a que eso dependa de una goma de aprox. 0,25 milímetros de grosor! ¿Crees que ellos mismos y aquellos que los escuchan son cuerdos?

El riesgo de infección con el virus VIH, en cuanto a los acercamientos sexuales, «es grande». Algunos anuncian los preservativos como «protección». Así que, en otras palabras, ¡te animan a «ser o no ser», a vivir o morir, y a que eso dependa de una goma de aprox. 0,25 milímetros de grosor!

Además, según los estudios que se han realizado, en la estructura esponjosa de látex con el que se fabrican los preservativos, se encuentran los denominados microporos. Pueden verse muy bien bajo el microscopio. Un simple poro tiene un diámetro de 5 micrómetros. Mientras tanto, el tamaño del virus VIH es de 0,1 micrómetros. Por lo tanto, es 50 veces más pequeño. Hasta ahora, no ha sido posible fabricar un preservativo libre de microporos. De ello no se habla demasiado… Curioso. Me pregunto por qué en el embalaje de los preservativos no hay ninguna advertencia en mayúsculas, como en cada paquete de cigarrillos. Como por ejemplo: «SU USO PUEDE CONDUCIR A LA MUERTE».

Y es posible infectarse mediante un beso? Según los especialistas, «en teoría sí es posible, pero poco probable »… ¿Entonces qué? ¿Te besarás con tipos al azar, de modo aleatorio porque es poco probable que te infectes con el virus mortal del VIH?…

»Lee mas:
Tienda de PDF: https://pdf.milujciesie.org.pl/es/
Suscripción: https://zamow.milujciesie.org.pl/es/