2018-12 Divina Misericordia Testimonio

El Señor es misericordioso y generoso

Mar 30, 2019 Testimonio

Nuestro mundo se nos ha derrumbado. Le decía que seguramente los resultados eran erróneos. Le pedía que repitiera los análisis. Sin embargo, el resultado era el mismo: cáncer maligno…

Soy madre de tres hijos adultos. A pesar de soportar varias cruces, hemos vivido unos días maravillosos con mi marido. Nuestros hijos crecieron y formaron sus familias. Y de repente, ¡la siguiente noticia cayó sobre nosotros de la nada! Nos llamó nuestro hijo para decirnos que le tenían que operar porque le diagnosticaron cáncer abdominal. Nuestro mundo entero se nos ha derrumbado. Le decía que seguramente los resultados eran erróneos. Le pedí que repitiera los análisis. Sin embargo, el resultado era el mismo: cáncer maligno… En octubre, nuestro hijo fue operado. Inmediatamente después le hicieron un análisis de sangre. Los resultados eran malísimos. Le tenían que aplicar la quimioterapia. Junto con mi marido y mis hijos, buscábamos la salvación en Jesús Misericordioso, rezando a las tres de la tarde la Coronilla a la Divina Misericordia. También pedíamos Misas en la intención de nuestro hijo y mi marido y yo ofrecimos nuestras vidas, con tal de que nuestro hijo sobreviviese. Le suplicaba a Nuestra Señora de Częstochowa: «Nuestra Madre de la Iglesia y Reina de Jasna Góra, ¡sálvalo! ». Lloraba y rezaba día y noche la Coronilla a la Madre de Dios. Al rezar la Coronilla a la Divina Misericordia, le decía a Jesucristo: «Jesús, tú mismo dijiste que quien te pidiera algo, rezando la Coronilla a tu Misericordia a las tres de la tarde, a la hora de tu muerte, le concederás la gracia que te pida. Tú no mientes, seguro que sanarás a mi hijo».

»Lee mas:
Tienda de PDF: https://pdf.milujciesie.org.pl/es/
Suscripción: https://zamow.milujciesie.org.pl/es/