¡Queridos lectores!

autor: ks. M. Piotrowski TChr z zespołem redakcyjnym

El papa Benedicto XVI ha convocado el Año de la Fe, que vivimos desde el pasado 11 de octubre de 2012, 50 aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II, hasta el 24 de noviembre de 2013, fiesta de Jesucristo Rey del Universo. El Año de la Fe es una invitación a descubrir el tesoro de la fe, a transformar nuestra vida y a admitir a Jesús como único Señor y Salvador. El papa Benedicto XVI apela: “hoy es necesario un compromiso eclesial más convencido en favor de una nueva evangelización para redescubrir la alegría de creer y volver a encontrar el entusiasmo de comunicar la fe”.

El papa Benedicto XVI, en referencia a la situación actual de la Iglesia, dijo el 21 de mayo de 2012: “Hoy la palabra Ecclesia militans está algo pasada de moda; pero en realidad podemos entender cada vez mejor que es verdadera, contiene verdad. Vemos cómo el mal quiere dominar en el mundo y es necesario entrar en lucha contra el mal. Vemos cómo lo hace de tantos modos, cruentos, con las distintas formas de violencia, pero también disfrazado de bien y precisamente así destruyendo los fundamentos morales de la sociedad.

San Agustín dijo que toda la historia es una lucha entre dos amores: amor a uno mismo hasta el desprecio de Dios; amor a Dios hasta el desprecio de uno mismo, en el martirio. Nosotros estamos en esta lucha (…). El Señor dijo: «¡Ánimo, yo he vencido al mundo!». Estamos en el equipo del Señor, por tanto, en el equipo victorioso”.

Las armas de Cristo y de su Iglesia en la lucha contra los poderes del mal son la verdad y el amor. Uno de los astutos métodos que utilizan las fuerzas del mal en su lucha por hacerse con los corazones y las mentes, es una continua propaganda de la mentira. Al servicio de la mentira, las fuerzas malignas también se valen de la verdad. Medios de comunicación masiva en el mundo entero están involucrados en masa en esa manipulación que falsea la verdad sobre Cristo, la Iglesia Católica y el Evangelio. En muchos casos, los medios se convierten en medio de violencia, pues sin la verdad no hay libertad verdadera, sino esclavitud.

Por ello es tan importante que profundicemos en nuestra fe, a través de oración diaria perseverante, a través de los sacramentos de la Confesión y de la Eucaristía, de lectura diaria de la Biblia y del Catecismo de la Iglesia Católica. Unámonos a la obra de la evangelización apoyando y difundiendo la prensa, la radio y la televisión católicas. ¡Amaos! desempeña una función especial en la evangelización del mundo. En la actualidad, publicamos 17 versiones lingüísticas de la revista –por primera vez, también en chino y portugués–, y la mandamos a todos los continentes. Esto no habría sido posible sin el apoyo espiritual, por medio de la oración, y el material de todos nuestros Lectores. Por ello, agradecemos de todo corazón cualquier ayuda vuestra. En la redacción, todos los días rezamos el rosario y la Coronilla a la Divina Misericordia por vosotros; yo, una vez a la semana, celebro una misa por todas vuestras intenciones.

Os tengo presentes en mis oraciones y os transmito mi bendición sacerdotal,

Padre Mieczysław Piotrowski, S. Chr., junto al equipo de la redacción

anterior   |   siguiente volver

Copyright © Wydawnictwo Agape Sp. z o.o. ul. Panny Marii 4, 60-962 Poznań, tel./ fax: 61/ 852 32 82 | tel. 61/ 647 26 86